2 comentarios

Los homicidios en Colombia ¿Una máquina sin frenos?

homicidio-en-colombia-miguel-ramirez-world-legal-corporation

Recientemente hemos escuchado por parte de los voceros del gobierno e incluso del mismo presidente Santos, los anuncios relacionados con la disminución de los índices de homicidio en cada uno de los rincones del país. Esto llama la atención porque la estadística no se equivoca, pero lo que sí puede ser erróneo es la manera de interpretarla.

Los especialistas que se aventuran a analizar y estudiar cada una de las cifras y nuevo boletines gubernamentales sobre este delito, encuentran que realmente la disminución, anunciada con grandilocuencia, no es lo suficientemente contundente como para pensar que se ha registrado una mejoría básicamente por dos razones fundamentales:

  • Las zonas donde se registra disminución de los homicidios, generalmente no son zonas de alto índices de este delito, y
  • Básicamente porque lo que disminuye en un municipio, aumenta en otro,

Así que tomando en cuenta estas razones, no es descabellado preguntarse si hablar de homicidios en Colombia es hablar de una máquina sin frenos.

No es mi intención profundizar en estos aspectos del tema, pero sí en el homicidio como delito establecido, que tiene múltiples formas de ser estudiado.

Por ello, haré  una revisión general, precisando principalmente una definición, los tipos y clasificaciones del homicidio que existen al respecto, las penas establecidas en las leyes colombianas, así como las últimas estadísticas suministradas por el gobierno.

Homicidio según la RAE

El diccionario de la Real Academia Española realiza una definición muy sencilla sobre el homicidio, señalando que se trata del acto de que una persona cause la muerte de otra. Sin embargo, agrega que esto sucede sin premeditación, alevosía, precio o ensañamiento.

Esto nos lleva a explicar la principal diferencia entre homicidio y asesinato. En ese último, la persona sí ejecuta el delito propuesto como un fin, con unas causas y unas consecuencias previstas, es decir, hay una intención clara de cometer el delito y causar el daño.

Tipos de homicidios

Para profundizar más en esto, hemos de revisar las distintas clasificaciones existentes del homicidio como delito:

Homicidio doloso:

Consiste en matar a alguien estando consciente de hacerlo, en el sentido de ejecutar este hecho como un propósito definido. Esta clasificación se corresponde con la del asesinato.

Homicidio culposo:

También se le conoce como homicidio involuntario, donde quien comete el crimen lo hace sin intención. Es uno de los más complicados en el ámbito jurídico, porque se fundamenta en el principio de que toda persona debe evitar causar daño a otra, aun sin intención planificada de hacerlo.

Homicidio preterintencional:

Es un término medio en la ejecución del delito, ya que el victimario no tiene como deseo matar a la persona, sino dañarla, lesionarla, pero termina causando su muerte.

Homicidio por piedad:

Está relacionado con la eutanasia, ya que consiste en causar la muerte de una persona, para evitarle un dolor causado por una lesión o enfermedad grave.

Estas clasificaciones son mucho más complejas, varían de acuerdo a una serie de variables.

Penas en Colombia

Las penas para este delito, contemplado en el Código de Derecho Penal Colombiano en su artículo 103, van desde los 15 hasta los 25 años de prisión.

Sin embargo, existen circunstancias de agravación del delito, con una pena de 25 a 40 años de cárcel, cuando el crimen se ejecute en contra de un descendiente o ascendiente familiar, o en concordancia con otra conducta punible, con ánimo de lucro, con fines terroristas, en contra de algún diplomático internacional, periodista, juez, político, religioso, dirigente sindical, etc.

Cifras actuales

La cifra que le dio un nuevo impulso al debate sobre los homicidios en el país, fue el informe correspondiente al año 2013, donde se habla de una reducción del 8 % del índice, comparado con el año anterior. El número de homicidios el año pasado cerró en 14.782.

De aquí en adelante los analistas advirtieron que no se trataba de un milagro divino, mencionando detalladamente cómo deben interpretarse estos resultados.

En lo que va de año, la cifra oficial nos dice que los índices se han reducido en todo el país, en un 8 %, con 4.208, 952 homicidios menos que el año 2013, entre enero y abril.

Causas y consecuencias

Históricamente, sabemos que los homicidios y otros delitos relacionados son problemas con muchas vertientes, causados principalmente por la falta de valores en la sociedad.

Sin embargo, sería demasiado ingenuo pensar que este es el único motivo para ejecutar el delito, ya que puede estar vinculado a razones más trascendentes como juegos de poderes e intereses particulares.

Las consecuencias son principalmente psicológicas y sociales, ya que perjudica a las personas cercanas a la víctima, marcándolas de por vida, y a nivel social, puede servir como un indicador de la calidad de un conjunto de personas que conviven en un espacio determinado.

¿Necesitas asesoría jurídica sobre un caso de homicidio? Escríbeme a miguel@worldlegalcorp.com

 

Anuncios

2 comentarios el “Los homicidios en Colombia ¿Una máquina sin frenos?

  1. […] considerablemente si se trata de genocidio, desaparición forzada, tortura, desplazamiento forzado, homicidio, terrorismo, entre otros. Las sanciones pueden ir desde 3 hasta 18 años de […]

  2. […]  La Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia distingue también la “tortura” del “homicidio“, ya que ambos tienen ciertos factores […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: